1. Portada
  2. Salud y Medio Ambiente
  3. Detalle de noticia

Publicidad

Aula de emprendedores aprende y emprende - Abre en nueva ventana

Greenpeace reclama a la ONU santuarios marinos para proteger "la amenazada biodiversidad de los océanos"

12.07.2017 Salud y Medio Ambiente

Greenpeace reclamó este miércoles a la Organización de Naciones Unidas santuarios marinos para proteger "la amenazada biodiversidad de los océanos", teniendo en cuenta que la ONU se reúne desde esta semana y hasta el 21 de julio en Nueva York.

Greenpeace realizó esta petición para hacer hincapié en la necesidad de "pactar globalmente un Tratado de los Océanos que impulse la creación de reservas marinas, también llamadas santuarios, donde se garantice la protección de las especies que las habitan y se posibilite su reproducción y desarrollo, al margen de la sobreexplotación industrial, de la contaminación y de los efectos del cambio climático".

En este sentido, criticó que "dos tercios del agua de mares y océanos (la mitad del planeta en términos absolutos) son aguas internacionales en las que, por sorprendente que parezca, no existe regulación alguna sobre la protección de su biodiversidad".

Para lanzar este mensaje, Greenpeace se desplazó hasta el mar de Alborán en su barco Esperanza. Se trata de una zona única por la coexistencia de especies atlánticas y mediterráneas, que la Convención de Diversidad Biológica de Naciones Unidas está en proceso de declarar EBSA (Áreas de Significancia de importancia ecológica o biológica)

Sin embargo, la organización conservacionista informó de que este mar, limitado por el estrecho de Gibraltar y el eje imaginario que une Cabo de Gata (Almería) con Orán (Argelia), "se encuentra amenazado por, entre otras cosas, haberse convertido en una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, ya que, por el Estrecho de Gibraltar circulan unos 100.000 barcos al año".

Según la responsable de Biodiversidad de Greenpeace, Pilar Marcos, "tenemos la suerte de contar con un tesoro natural a nuestro lado, donde conviven innumerables tipos de aves (residentes y migrantes), tortugas, más de 15 especies de cetáceos y ricos corales de profundidad que son, en sí mismos, refugio para un sinfín de especies, sin mencionar otras comunidades de peces de interés pesquero".

"A pesar de toda esta riqueza, se trata de un mar en riesgo al estar rodeado por más de seis millones y medio de habitantes -desde Málaga a Almería, Argelia y Marruecos- que cada día dejan su huella en la costa", manifestó.

Por último, Greenpeace animó a la ciudadanía a apoyar el reclamo de que se inicien las negociaciones sobre el Tratado de los Océanos en 2018, subiendo mensajes e imágenes a sus redes sociales con el hashtag '#OceanSanctuaries'.

Opciones

Comenta la noticia

Sistema de verificación:

Compartir

Pie de página